Antonio. 64 años. Perdió a su hija por el cáncer.

“Tienes muchas horas para pensar y profundizar en la herida. Y te cuesta más, porque no puedes relacionarte con la familia, los amigos… te encierras en ti mismo.”

Mejorarás el bienestar de las personas con cáncer y sus familias

Menú