Isa y Anna, voluntarias.

«He aprendido mucho, sobre todo a tener otra mirada hacia esta enfermedad. He desarrollado la empatía, la capacidad de ponerme en el lugar de quienes la padecen”

Mejorarás el bienestar de las personas con cáncer y sus familias

Menú