Sesiones de Yoga Oncológico

Todos los viernes, en Kālida Sant Pau,“Sesiones de Yoga Oncológico”

  • Kālida Sant Pau ha puesto en marcha su actividad de yoga abierta a cualquier persona que esté en tratamiento oncológico y quiera aliviar sus síntomas.
  • Las sesiones, que son gratuitas, las imparte la profesora Adriana Jarrín quien, tras padecer un cáncer, comprobó cómo el yoga ayuda a mejorar la calidad de vida.
  • Incrementar el descanso nocturno y la energía o aligerar el dolor, la ansiedad y el estrés, son algunos de sus beneficios.

Barcelona, mayo 2018.- Aunque los datos inciden en el incremento sostenido de los casos de cáncer, es importante resaltar que, paralelamente, aumentan los conocimientos para mejorar la calidad de vida de las personas que lo padecen. Así una dieta equilibrada, apoyo emocional, control del estrés y la práctica del ejercicio adecuado, son un soporte fundamental.

El centro Kālida Sant Pau, como parte de su actividad de acompañamiento a las personas que viven un proceso oncológico, ha puesto en marcha sesiones de yoga gratuitas para las personas que están en tratamiento en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. A mediados del mes de julio, cuando el centro ocupe su edificio definitivo, las sesiones estarán abiertas personas que sigan tratamiento en cualquier hospital, previa evaluación de los profesionales asistenciales de Kālida.

Los asistentes podrán conocer y practicar ejercicios adaptados a su situación, posturas que estimulan el sistema nervioso y que favorecen la flexibilidad de los músculos o el fortalecimiento del sistema cardiovascular. Por su parte, la respiración y meditación harán que aumente el suministro de oxígeno a la sangre y que cuerpo y mente se relajen.

Imparte las clases Adriana Jarrín, profesora de yoga que padeció un cáncer y encontró en esta práctica el alivio físico y la fuerza emocional para seguir adelante. Junto al seguimiento de unos hábitos saludables, el Yoga Oncológico ofrece una serie de beneficios sobre la salud.

Beneficios físicos, mentales y emocionales del yoga

Al hacer movimientos simétricos, se establece un equilibrio entre los músculos y tejidos afectados por la cirugía/tratamiento y los que están sanos, lo que facilita la relajación de las zonas afectadas.

Por otro lado, la fluidez de movimientos descomprime las articulaciones y permite liberar de ellas las toxinas acumuladas a consecuencia del tratamiento.

Además:

  • Los ejercicios de respiración aligeran los dolores ocasionales debidos a la cirugía o al tratamiento.
  • La meditación y la respiración oxigenan los tejidos y los órganos y relajan el sistema nervioso. 
  • Regula el apetito y contrarresta las alteraciones del sistema digestivo.
  • Reduce el insomnio y fortalece el sistema inmunológico.
  • Refuerza la autoestima. Atenúa el estrés y la depresión… Aumenta la vitalidad y el estado de ánimo.
  • Favorece la concentración y contribuye a la gestión de emociones negativas.
  • Promueve la creación de redes de soporte: se proponen ejercicios en pareja y grupales para generar relaciones de empatía y apoyo.

Practicarlo con profesionales

 El yoga armoniza el cuerpo y la mente y consigue mejorar el estado físico general. Pero no todas sus posturas y respiraciones benefician al paciente, siempre dependerá del tipo de cáncer.

Puesto que implica actividad física, aunque sea de baja intensidad, se debe contar con el permiso del médico y practicarlo siempre con profesionales que elegirán las posturas más adecuadas para cada caso.

Las sesiones se realizan todos viernes de 8.30 a 9.45 horas en el Pabellón Santa Victoria (nº 24), en la Escuela de Patología del Lenguaje, dentro Recinto Modernista del Hospital de Sant Pau.

Acerca de:

Fundación Kālida, constituida en 2016 en Barcelona con el impulso de la Fundació Privada Nous Cims y la Fundació Privada Hospital de Santa Creu i Sant Pau, Kālida promueve  un modelo de asistencia psicosocial para pacientes con cáncer en el que lo principal es la persona. Su objetivo es crear centros, situados a pocos metros de los Servicios de Oncología de hospitales públicos de referencia en tratamientos del cáncer, con espacios para acoger y acompañar a las personas que lo necesiten y a sus familiares, amigos o cuidadores. Kālida se inspira en el modelo de atención psicosocial de la ONG escocesa Maggie’s, de cuya red internacional forma parte. El primer centro en inaugurarse será Kālida Sant Pau, que abrirá sus puertas a principios del 2019 en el recinto del Hospital de Sant Pau de Barcelona.

Contacto con prensa
María Pía Rodríguez del Pozo
Responsable de Captación de Fondos y Comunicación
Tel.935 565 731
hola@fundaciokalida.org

, , , ,

Artículos relacionados

12 Comentarios. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú