Cómo hablar con el personal sanitario

  1. Inici
  2. /
  3. Cómo te ayudamos
  4. /
  5. Aprendiendo a convivir con el cáncer
  6. /
  7. Cómo hablar con el personal sanitario

A la mayoría de personas les cuesta hablar con los profesionales de la salud durante las citas concertadas, ya sea por teléfono o de manera presencial.

A veces, puede parecer difícil.  El tiempo disponible con los médicos, enfermeras y otros profesionales sanitarios parece limitado y, especialmente cuando estás estresado, nervioso y cansado o te sientes mal, es difícil recordar todo lo que querías preguntar, cuesta concentrarse y comprender la información recibida y, quizás, consideres que el médico tiene prisa o que otros pacientes tienen dolencias más urgentes que las tuyas.

Además, los profesionales de la salud quizás usan un lenguaje con el que no estás familiarizado, o suponen  que comprendes más de lo que crees, porque tienes alguna experiencia previa. Pero a veces, incluso es difícil asimilar aquello que se explica con claridad.

Muchas personas con cáncer descubren que reciben una cantidad abrumadora de información en el momento del diagnóstico. El estrés, la ansiedad, el cansancio, el dolor y otros síntomas afectan a la memoria. De hecho, las investigaciones demuestran que los pacientes oncológicos solo recuerdan el 15% de la información recibida después de la consulta.

La información de esta página te ayuda a intervenir en las conversaciones con los profesionales sanitarios para que participes activamente en tu tratamiento y atención. Y recuerda siempre que si no comprendes algo o tienes dudas, es muy importante preguntar.

Antes de la cita

Verifica la hora, la fecha y el lugar de la cita y los nombres de los profesionales de la salud que debes visitar.

  • Informa al hospital si tienes alguna discapacidad por la que necesites más tiempo de desplazamiento. También puedes notificar otras razones que compliquen la visita. Por ejemplo, motivaciones psicológicas, religiosas, idiomáticas o de género.
  • Planifica y anota las preguntas. Muchos pacientes oncológicos manifiestan la dificultad para recordar qué quieren preguntar cuando están con el médico. También le puedes informar previamente de tus dudas e inquietudes, mandándole un mensaje escrito.
  • Pide a un familiar o amigo que te acompañe para recordar qué preguntar y qué se dice durante la visita.
  • Lleva un bloc o libreta para tomar notas (puedes pedirle a tu amigo / familiar que las tome por ti).
  • Algunos hospitales alientan a los pacientes a grabar las consultas con su médico para recordar lo que se dice. Si lo deseas hacer, consulta antes esta posibilidad con el médico o enfermera.
  • La mayoría de los hospitales te envían automáticamente una copia de la carta que remiten al médico de cabecera, explicando lo que se discutió en la cita; pregunta si esto es posible en tu centro de referencia.
Durante la cita
  • El personal de atención médica debe presentarse y explicar su papel en tu atención. Es probable que conozcas a muchos profesionales diferentes a lo largo del tratamiento. Es útil anotar sus nombres, títulos y datos de contacto por si tienes más preguntas después.
  • Dile al médico / enfermero cuánto deseas saber sobre tu cáncer, cómo te resulta más fácil comprender la información y cuánto deseas participar en tu tratamiento y atención.
  • Hazles saber si das permiso para que la información se comparta con otros miembros de tu familia.
  • No tengas miedo de pedir al personal de atención médica que repita las cosas o que las explique de manera más simple.
  • Pide al médico o enfermero que dibuje o escriba una breve nota de lo que se ha dicho, la información respaldada con imágenes o diagramas es más fácil de recordar.
  • Si no estás seguro de algo, haz más preguntas.
  • Averigua con quién debes hablar si tienes preguntas después de la cita, cuándo está disponible y cómo debes comunicarte con esa persona.
  • Sé honesto cuando expliques al personal médico los síntomas y efectos secundarios que experimentas. Informa de cualquier suplemento o remedio basado en hierbas que estés tomando, ya que esto le ayudará a planificar el tratamiento adecuado.
  • No asumas que el personal médico preguntará todo o que ha hablado con otros miembros de tu equipo de atención médica (una enfermera especializada o tu médico de cabecera, por ejemplo) y recuérdales si crees que ha faltado plantear algo.
Después de la cita

A veces todo parece claro en la cita, pero cuando llegas a casa empieza la confusión o se te ocurren nuevas preguntas. Si tienes alguna que te gustaría que te respondieran antes de tu próxima visita, debería ayudarte el médico de cabecera, del hospital o enfermera especializada.

También puedes visitar Kālida para hablar con nuestros equipos profesionales y otras personas que visitan el centro.

Cartas al médico de cabecera

Después de una cita, el médico del hospital generalmente escribe una carta al de cabecera explicando lo que sucedió en la visita y cualquier tratamiento que esté planificando.

Es posible que te envíen automáticamente una copia de la carta y, si ocurre, es una buena manera de asegurarse de que hay un registro preciso de tu atención médica. Sin embargo, a veces están escritas con un lenguaje médico confuso o con abreviaturas difíciles de entender.

Si tienes alguna pregunta, trae la carta cuando vengas a Kālida para hablar con uno de nuestros especialistas de apoyo al cáncer, cuando hables con el médico de cabecera o llames al hospital para ayudar a aclarar las cosas.

Confidencialidad

Por ley, todas las personas que trabajan en los centros de salud deben mantener la confidencialidad de sus registros. Por lo general, no se proporciona información a la familia o cuidadores sin tu consentimiento previo.

Si estás cuidando a alguien cercano con cáncer, los profesionales de la salud no pueden suministrarte información sobre esta persona sin su permiso.

Intérpretes

Incluso si te las arreglas bien en el día a día, si alguna de las lenguas cooficiales del Estado, ya sea el español, el catalán, el vasco o el gallego, no son tu primer idioma, hablar de asuntos médicos es un desafío.

Los amigos o familiares ayudan, pero quizás no traducen las cosas con precisión por temor a molestarte o preocuparte. Incluso pueden tener dificultades para comprender los términos médicos involucrados.

Informa al hospital, antes de la cita, para que pueda convocar a un intérprete que domine el lenguaje médico.

¿Ahora qué?

Habla con otras personas sobre lo que estás experimentando. Cuando descubres que tus emociones son normales, te sientes menos solo.

Llama a Kālida o únete a nuestro foro en línea para hablar con nuestro equipo de profesionales y conectar con otras personas en una situación similar.

Kālida está aquí contigo

Si deseas obtener más ayuda, apoyo e información para hablar con los profesionales sanitarios antes, durante y después del tratamiento, de manera gratuita, estamos aquí para acompañarte.

Pásate por Kālida cuando quieras sin necesidad de pedir cita. Nuestro equipo de soporte oncológico – enfermeras especializadas en cáncer, asesores sociales y psicooncólogas – están aquí para escuchar tus inquietudes y ofrecerte la ayuda que necesites.

CONTACTA CON NOSOTROS

En la Fundación contra el Cáncer Kālida estamos aquí para acompañarte, tanto si te han diagnosticado un cáncer, si esperas resultados, has sufrido una recaída, estás en tratamiento o eres familiar de una persona con cáncer

null

Llama al 930 502 323
Envíanos un email a

ARTIÍCULOS RELACIONADOS

VOCES KĀLIDA

Menú