Después del tratamiento de cáncer: tu «nueva normalidad»

Si estás a punto de terminar el tratamiento o lo has acabado recientemente, puede ser que el periodo de transición entre estar inmerso en citas y tratamientos hospitalarios y tratar de encontrar tu espacio y organizar tu vida en torno a una «nueva normalidad» te resulte abrumador y confuso.

En artículo te proporcionamos información que te aportará recursos sobre cómo adaptarte a la vida después del tratamiento de cáncer y cómo Kālida te puede ayudar.

Sentimientos y emociones después del tratamiento

Desde el momento en que te diagnosticaron, seguramente has estado deseando que llegue el final de esta etapa. Es probable que este proceso haya durado semanas o meses.  Probablemente, mientras ha durado el tratamiento has tenido que poner tu vida en “stand by” centrándote en los aspectos prácticos como las visitas al hospital, las pruebas y las exploraciones.

Durante un tiempo, cuando termina el tratamiento, puedes experimentar alivio, dado que ya ha terminado y puedes reanudar la vida como era antes. Lo que a veces sorprende es cómo las cosas pueden haber cambiado, emocional y físicamente: es posible que sientas que no eres la misma persona que eras antes del cáncer.

Se necesita tiempo para recuperarse física y emocionalmente del tratamiento del cáncer. Es posible que tu familia y amigos piensen que las cosas volverán a la normalidad rápidamente. Se trata más de encontrar tu «nueva normalidad», y esto puede llevar tiempo; ten paciencia.

Es posible que descubras que tus niveles de confianza han disminuido. Además, es posible que tengas que lidiar con cambios físicos, como resultado del cáncer y sus tratamientos. Puede haber efectos a largo plazo del tratamiento, incluyendo cicatrices, problemas de fertilidad y efectos secundarios de la radioterapia. La confianza en el cuerpo y la autoestima pueden tardar un tiempo en recuperarse. También las relaciones sexuales pueden verse afectadas.

Hay personas que que ven la vida, el trabajo y las relaciones de manera diferente, y el cambio de perspectiva puede causar cierta ansiedad.

Cómo sobrellevar tus sentimientos después del cáncer

  • Habla con los demás sobre cómo te sientes. Es posible que tu familia y amigos necesiten saber que recuperarse del tratamiento del cáncer lleva tiempo, tanto emocional como físicamente. Puede ser útil hablar con una de las Especialistas en Soporte Oncológico de Kālida sobre las emociones que estás experimentando. Puedes pasar por el Centro Kālida cuando quieras, sin necesidad de pedir cita previa.
  • Busca formas en que puedes recuperar algo de control. Desde hace meses, puedes haber sentido que todo giraba en torno al cáncer. Ahora se trata de encontrarte de nuevo. El nuevo «tú» puede estar pensando en buscar formas de prevenir que el cáncer regrese. Tu bienestar físico y emocional son importantes. Recuperar la dieta, el ejercicio, el manejo del estrés, el equilibrio entre la vida / trabajo / familia y buscar tiempo para ti, puede ayudar.
  • Encuentra maneras de relajarte y cuidar de ti mismo. Tu confianza puede ser baja, pero salir y hacer cosas que disfrutes fuera de casa te puede ayudar. Recuperar viejos hobbies o explorar nuevas actividades puede facilitarte tu “nueva normalidad”.
  • Establecimiento de metas. Puede ser útil fijarse metas realistas. Puede que solo sea caminar durante 15 minutos todos los días, o reunirte con un amigo para tomar un café, planificar un mini descanso, etc. Tener objetivos a los que aspirar te ayudará a mantenerte activo y a sentirte satisfecho cuando los logres.
  •  Llevar un diario, anotar cómo te sientes, puede ser útil. Poner los sentimientos en papel puede aclarar la mente.

Acudir al Centro Kālida puede ser un buen primer paso para seguir adelante. Puedes hablar con nuestros especialistas en soporte oncológico  sobre tus sentimientos después del tratamiento, así como sobre maneras prácticas para ayudarte a aumentar tu confianza y bienestar.

Encontrar una «nueva normalidad» después del tratamiento

Cuando hayas terminado el tratamiento, hay una serie de cosas prácticas que puedes hacer para ayudarte a seguir adelante con la vida cotidiana:

  • Infórmate sobre las citas de seguimiento: Puede ser útil saber con qué frecuencia serán sus citas de control para que puedas prepararte con antelación.
  • Saber lo que es normal: pregúntale a tu médico qué signos y síntomas debes tener en cuenta y a quién contactar si observas algún cambio que te preocupa.
  • Controlar los efectos secundarios: estos variarán según el tipo de cáncer y el tratamiento. Algunos serán a corto plazo, otros durarán más y algunos pueden ser permanentes. Obtén más información sobre el manejo de los síntomas y los efectos secundarios, puedes preguntarlos a nuestras especialistas en soporte oncológico o leer la información que proporcionamos en nuestra página web.
  • Planifica tu regreso al trabajo: habla con tu responsable sobre como reincorporarte e infórmale sobre tus necesidades.
  • Obtén ayuda sobre tu situación económica: la Trabajadora Social del Centro Kālida te puede orientar sobre la posibilidad de acceder a descuentos y ayudas.
  • Estado físico: el ejercicio suave puede ayudarte a recuperar la fuerza, tu nivel de energía y el estado de ánimo.
  • Aliméntate bien: una buena nutrición es muy beneficiosa a la hora de recuperarse del tratamiento oncológico.

Miedo a que regrese

Es natural sentirse ansioso por posibilidad de reaparición del cáncer. Infórmate  con el equipo del hospital sobre qué debes tener en cuenta y a quién contactar si estás preocupado. Al principio, puede ser que cada nuevo dolor o dolor active las alarmas. Esta sensación intensa se atenúa con el tiempo, pero pueden pasar muchos meses antes de que la preocupación se reduzca.

Cómo puede ayudarte Kālida

Como ya hemos mencionado, puedes acudir a Kālida cuando lo necesites, sin cita previa, para hablar con nuestras especialistas en soporte oncológico o nuestra Trabajadora Social. Además, puedes consultar todas las actividades gratuitas que tienes a tu alcance sobre nutrición, ejercicio físico, arteterapia, etc.

Finalmente, desde Kālida ofrecemos el curso ¿Y ahora qué? , pensado especialmente para quienes ya han acabado los tratamientos. Allí se tratan los principales aspectos que más te ayudarán a sentirte mejor en esta nueva etapa y conseguir el bienestar. Facilitado para una psicooncóloga de Kālida, y con la participación de otros profesionales: entrenador físico, nutricionista…

Artículo desarrollado con la colaboración de Maggie’s.

RELACIONATS

Menú