Efectos que no son secundarios

La pandemia de COVID-19 está generando un impacto en nuestra sociedad difícil de medir y que perdurará en el tiempo. Los efectos secundarios sobre la salud, la economía, las relaciones sociales… son incalculables.

También está invisibilizando situaciones angustiantes, como las que viven las personas con cáncer. En Cataluña, se diagnostican más de 35.000 nuevos casos de cáncer cada año. Para todas estas personas y sus familias, lidiar con la enfermedad en tiempos de COVID-19 añade miedo y preocupación.

En Kālida acompañamos a las personas con cáncer y sus familias. Ayudamos a mejorar su bienestar y calidad de vida ofreciéndoles apoyo psicosocial integral de manera gratuita.

Para continuar a su lado, necesitamos tu colaboración. Ahora es más necesaria que nunca.

CONTAMOS CONTIGO.

HAZ UN DONATIVO

PERIODICIDAD:

DADES PERSONALS



FORMA DE PAGO

*Campos obligatorios

BENEFICIOS FISCALES

Con la última modificación de la Ley de Mecenazgo, ahora puedes desgravarte un porcentaje mayor:

Los primeros 150€ que aportes en cuotas o donativos desgravarán el 80%. Y, a partir de esta cifra, el 35%. Si llevas más de 3 años donando a Kālida la desgravación sube a un 40%.
Estas deducciones no aplican al País Vasco ni a Navarra.

NOS LO EXPLICAN EN PRIMERA PERSONA

“Cuando se confirmó la pandemia yo ya había terminado el tratamiento de quimioterapia. Tenía en mente hacer proyectos y cosas para recuperarme, pero nos confinaron.
Veía que me estaba afectando a nivel físico y emocional. Estaba retrocediendo en mi recuperación: me dolía el cuerpo, empezaba a no dormir…”

Almudena, 43 años. Diagnosticada de sarcoma.

“Cuando comenzó el confinamiento por la pandemia fue un cambio muy drástico porque no podías estar con la familia y los amigos. Nos afectó mucho, sobre todo a la hora de seguir adelante y no pensar demasiado en la situación de duelo que estábamos viviendo.”

Antonio, 64 años. Perdió a su hija por el cáncer.

¿QUIERES SABER UN POCO MÁS SOBRE KĀLIDA?

Menú