Acompañamiento en el duelo

  1. Inici
  2. /
  3. Cómo te ayudamos
  4. /
  5. Apoyo a los cuidadores
  6. /
  7. Acompañamiento en el duelo

Cuando una persona cercana a ti muere de cáncer, sientes una gran pérdida, un dolor que te afecta física y emocionalmente. El duelo es el período de tiempo durante el cual una persona padece intensamente la pérdida de un ser querido.

No existe una única forma de vivir el duelo, no hay dos personas que se aflijan de la misma manera, pero a nivel emocional generalmente implica sentirse aturdido y enojado, culpable pero también aliviado, preocupado y sobre todo triste. Además, es posible que experimentes efectos físicos: llanto, pérdida de apetito, sueño y concentración, cansancio y, en algunos casos, molestias o dolor físico.

En esta página obtendrás más información sobre el duelo y cómo Kālida te acompaña para sobrellevar la situación.

Explicación del duelo

En algún momento de la vida todos pasamos por un duelo, la mezcla intensa de emociones, sentimientos y efectos físicos que se experimentan tras una pérdida importante, por ejemplo el empleo o el divorcio, pero generalmente tras la muerte de un ser querido.

El duelo es el periodo de dolor y anhelo en el que extrañas a la persona, su lugar en tu vida… Se trata de un proceso de adaptación a la pérdida, que transcurre por diferentes etapas:

  • Aceptar la pérdida
  • Experimentar los efectos físicos y emocionales del dolor
  • Adaptarse a la vida sin la persona fallecida
  • Conectar con los recuerdos más felices del fallecido
  • Recuperar la propia vida y las relaciones.

El patrón de duelo que experimentes dependerá de tu relación con la persona fallecida, cualquier pérdida anterior que hayas experimentado, tu personalidad y antecedentes. Realmente no hay una forma correcta o incorrecta de afligirse.

Al principio, es posible que te sientas insensible y que pongas el «piloto automático” para gestionar la vida con normalidad. Otras personas, en cambio, se sienten abrumadas por el dolor desde el principio. También es probable que sientas alivio mezclado con tristeza, particularmente si la persona  estaba muy débil y enferma antes de morir o, incluso, que estés ansioso, agitado y nervioso, sentimientos que suelen calmarse con el tiempo. Recuerda que el dolor va y viene y que su intensidad lo puede desencadenar un cumpleaños, fechas señaladas, reencontrar a un viejo amigo o, incluso oler aromas familiares o escuchar sonidos que te recuerdan la pérdida.

Cada persona necesita su tiempo de adaptación a la pérdida.  Algunos expertos sugieren que oscila entre 18 meses y dos años el tiempo necesario para mitigar el dolor por la ausencia del ser querido.

Maneras de gestionar el dolor y el duelo

Si tú o alguien que te importa está sufriendo, es difícil saber cómo reaccionar ante una situación intensamente emocional. No existe una forma fácil o rápida de superar el dolor, pero los siguientes consejos ayudan en los días difíciles:

  • Come y bebe, lávate y trata de dormir un poco. Suena a prescripción médica, pero debes cuidarte.
  • Ten en cuenta que pierdes concentración, así que presta especial atención al conducir, cuida tu salud y seguridad, y evita las drogas y el alcohol.
  • No ignores tu salud. Durante el duelo eres más sensible a contraer infecciones y enfermedades relacionadas con el estrés.
  • Sal al aire libre y haz algo de ejercicio para despejar la mente y minimizar el aislamiento.
  • Cuida a la familia, una mascota o las plantas para da sentido y satisfacción a tu vida.
  • Desconecta para encontrar la tranquilidad. Enciende una vela, escucha música, lee o toma un baño relajante. En Kālida ofrecemos talleres para grupos y sesiones de relajación que alivian el estrés.
  • Aprender a decir “sí” a invitaciones, viajes, comidas… aunque no tengas ánimos. Pero también a decir “no”, porque no siempre tendrás la energía suficiente.
  • Los grupos de apoyo, presenciales o a través de Internet, son útiles para procesar el duelo. En las primeras semanas se trata principalmente de estar ahí, pero después sentirás que puedes hacerlo con un poco de apoyo adicional.
  • Planifica las fechas difíciles. En los cumpleaños o el aniversario de la pérdida revives de nuevo el dolor y tristeza por la ausencia. Si los planeas con anticipación, controlarás mejor la situación.
  • Habla con alguien. Si el duelo te abruma, no le pasa a todas las personas, verbaliza la angustia con familiares y amigos, médico de cabecera, grupos de duelo, el sacerdote. También puedes pasarte por Kālida para charlar con nuestros expertos o tomar una taza de té.
  • Si trabajas y necesitas un descanso, habla con tus jefes. Incluso cuando ha pasado tiempo, hay días en los que el duelo regresa con fuerza y necesites un permiso para descansar y recuperarte.
  • Escribe un diario. Es una manera de volcar las emociones, los recuerdos y los sentimientos, descargando la acumulación de estrés, dolor y anhelo sobre el papel.
Cuándo buscar más ayuda

Si te sientes «atrapado» en el dolor, descubres que revives constantemente el duelo y que la culpa y el enfado continúan durante meses después de la pérdida, o si la tristeza es demasiada para soportarla. Si te sientes inútil o si no quieres vivir sin la persona fallecida y tienes pensamientos suicidas, habla con tu médico lo antes posible. Los pensamientos dan miedo, pero hay ayuda disponible. Y si no te das cuenta de ello, pero tu familia y amigos te dicen que están preocupados, busca apoyo y asesoramiento.

Kālida está aquí contigo

Si deseas obtener más ayuda, apoyo e información sobre el duelo por la pérdida de un ser querido, de forma gratuita, estamos aquí para acompañarte.

Pásate por Kālida cuando quieras sin necesidad de pedir cita. Nuestro equipo de soporte oncológico —enfermeras especializadas en cáncer, asesores sociales y psicooncólogas — está aquí para escuchar tus inquietudes y ofrecerte la ayuda que necesites.

CONTACTA CON NOSOTROS

Estamos aquí para acompañarte, tanto si te han diagnosticado un cáncer, si esperas resultados, has sufrido una recaída, estás en tratamiento o eres familiar de una persona con cáncer

null

Llama al 930 502 323
Envíanos un email a

ARTÍCULOS RELACIONADOS

VOCES KĀLIDA

Menú