Cuidadores jóvenes

  1. Inici
  2. /
  3. Cómo te ayudamos
  4. /
  5. Apoyo a los cuidadores
  6. /
  7. Cuidadores jóvenes

Si tens menys de 25 anys i cuides a una persona estimada amb càncer, no estàs sol. Molts joves a Espanya atenen un malalt de la família.

En aquesta pàgina obtindràs més informació per exercir aquest rol i afrontar les emocions i els problemes pràctics que planteja, sense oblidar com Kālida fa costat al cuidador jove d’un pacient oncològic.

Explicación para cuidadores jóvenes

Si tienes menos de 18 años y cuidas a alguien que está enfermo en casa, eres un «cuidador joven”. Y si tienes más de 18 años, entonces se te considera como un “joven cuidador” de adultos.

Tal vez lleves un tiempo desempeñando la función aunque no seas consciente de ello, porque si tu ser querido no se siente bien, le ayudas a limpiar, cocinar, vestirse o tomar la medicación, por ejemplo.

Ser servicial y cariñoso es una experiencia edificante y seguramente realizas estas tareas con mucha voluntad. Sin embargo, a veces resulta agotador y preocupante, afecta a tu estado de ánimo, rendimiento académico o laboral.

Una parte fundamental de los cuidados, aunque quizás no te hayas dado cuenta, es el tiempo y el apoyo emocional que dedicas a la persona enferma. Estás ahí para los buenos y los malos momentos, sacando fuerzas de donde sea, cuando no tienes ni ánimo. A veces cuesta mantener una vida social, reunirse con los amigos, y quizás sientes que eres  «adulto» todo el tiempo.

Los cuidadores jóvenes y el cáncer

Si alguien de la familia tiene cáncer, de repente te das cuenta de que cada vez haces más cosas para ayudar en el hogar. Es posible que te haga feliz, pero también que estés enfadado y molesto porque la vida en casa es muy diferente, que te sientas culpable o te preocupen cosas con las que antes te sentías bien.

El cáncer conlleva muchos cambios que solo son temporales para muchas personas. En cualquier caso, el tratamiento agota al paciente que ya no está como antes. Algunos están tranquilos, otros de mal humor o con ganas de llorar y muchos intentan aparentar valentía ante la adversidad, ser fuertes ante la familia.

Probablemente te cuestiones qué es el cáncer y cómo afecta a la persona que quieres. Ojalá participes en las charlas sobre la enfermedad con tu familia para que puedas involucrarte en el proceso oncológico.  Y si temes que también puedas contraer la enfermedad, sientes síntomas similares o estás preocupado, habla de tus inquietudes con la familia, el médico de cabecera o en la escuela/universidad. Ellos pueden responder a tus preguntas o ayudarte a conseguir más información.

Visita Kālida para obtener información y apoyo y pregunta sobre nuestro soporte para los jóvenes.

Ayuda y soporte para cuidadores jóvenes

Lo más importante es saber que no estás solo, que hay ayuda y apoyo disponible para los jóvenes que asumen el rol de cuidador.

Apoyo profesional

Es posible que trates con muchos profesionales sanitarios y de asistencia social diferentes mientras tu familiar está enfermo y tengas dudas, pero te avergüence preguntar. Suele ser útil anotar las preocupaciones con anticipación y mencionar al equipo de atención médica que eres el cuidador, para que respondan a tus inquietudes con sensibilidad y compruebe que también recibes soporte.

Apoyo práctico: evaluación del cuidador

Si cuidas a alguien con cáncer junto a otros miembros de la familia, quizás necesitáis ayuda. Están sucediendo muchas cosas, las rutinas cambian y hay problemas prácticos por resolver.

Por ley, tenéis derecho a la evaluación del cuidador a través de un trabajador social.  Aunque suene aterrador, se lleva a cabo para ayudaros, porque el objetivo es mantener el entorno familiar adecuadamente atendido.

Cuidadores jóvenes y finanzas

Si administras las finanzas familiares y consideras que deberías abandonar temporalmente la universidad para aportar ingresos en casa, porque te preocupa el dinero y su impacto en el entorno familiar, no reprimas tus inquietudes. Al plantear estas cuestiones a otros miembros de la familia o amigos de confianza, seguramente te orienten sobre las ayudas disponibles. Nuestros asesores en servicios y prestaciones sociales en Kālida también escuchan, orientan y resuelven tus inquietudes.

Jóvenes cuidadores y apoyo emocional

Si cuidas a un ser querido con cáncer afloran sentimientos difíciles de controlar: te preocupas por ellos cuando no estás en casa o cuando están en el hospital; estás más callado y retraído, enojado o lloroso, agobiado y de mal humor. A veces también cuesta conciliar el sueño, pero aún cuesta más expresar las emociones porque deseas proteger a la familia de otras molestias.

Si lo verbalizas en el entorno familiar, alivias la presión y comprendes que tus sentimientos son normales, pero si no quieres preocupar a los tuyos, busca un amigo, un colega  o a alguien con experiencia profesional sobre el cáncer, los cuidadores y los sentimientos.

En Kālida ofrecemos apoyo emocional de muchas maneras, porque contamos con apoyo integral para las familias. Si tienes más de 16 años, pásate por el centro para conversar, te ayudaremos a resolver tus preguntas y te informaremos de los sitios donde obtienes el apoyo emocional que necesitas. Si eres menor de 16 años, también puedes hablar con nosotros, pero debe acompañarte un progenitor o tutor.

Dónde buscar más ayuda

Algunos ayuntamientos o Comunidades Autónomas tienen planes y servicios específicos para personas cuidadoras. Un ejemplo es Barcelona Cuida un espacio de información y orientación para personas cuidadoras. También es muy posible hay algunas organizaciones sociales que pueden darte apoyo en tu zona de residencia.

Kālida está aquí contigo

Si deseas obtener más ayuda, apoyo e información sobre el rol del cuidador joven durante y después del tratamiento contra el cáncer, de forma gratuita, estamos aquí para acompañarte.

Pásate por Kālida cuando quieras sin necesidad de pedir cita. Nuestro equipo de soporte oncológico —enfermeras especializadas en cáncer, asesores sociales y psicooncólogas — está aquí para escuchar tus inquietudes y ofrecerte la ayuda que necesites.

CONTACTA CON NOSOTROS

En la Fundación contra el Cáncer Kālida estamos aquí para acompañarte, tanto si te han diagnosticado un cáncer, si esperas resultados, has sufrido una recaída, estás en tratamiento o eres familiar de una persona con cáncer

null

Llama al 930 502 323
Envíanos un email a

ARTÍCULOS RELACIONADOS

VOCES KĀLIDA

Menú