¿Y después del cáncer, qué?

COMIENZA UNA NUEVA ETAPA

  1. Inici
  2. /
  3. Cómo te ayudamos
  4. /
  5. Cuidamos de tu bienestar emocional
  6. /
  7. ¿Y después del cáncer, qué?

Cuando finaliza el tratamiento contra el cáncer, los sentimientos suelen son contradictorios: alivio por superar la terapia pero también ansiedad ante el futuro y por la pérdida del contacto frecuente con el equipo de atención médica.

Necesitas tiempo para recuperarte de los efectos emocionales del tratamiento. Y para reanudar la vida cotidiana, aunque familiares y amigos piensen que las cosas volverán a la normalidad rápidamente. Muchas personas hablan de encontrar la “nueva normalidad” en este periodo de transición.

En esta página ofrecemos información sobre la adaptación a la vida cotidiana después del proceso oncológico así como las formas de manejar las emociones. (Para descubrir cuestiones prácticas, lee nuestra sección «después del tratamiento del cáncer”).

Una vez finalizado tu tratamiento contra el cáncer

Desde que te diagnosticaron la enfermedad posiblemente piensas en este momento, cuando finaliza el tratamiento. Es probable que haya durado semanas o meses, que hayas recibido tratamientosnintensivos, incluyendo cirugía, quimioterapia y radioterapia, incluso que continúes con medicación diaria durante algunos años después, para prevenir la reaparición del cáncer.

Durante el proceso oncológico posiblemente dejaste la vida en suspenso, centrándote en los aspectos prácticos de las visitas al hospital, las pruebas y las exploraciones. Ahora que acaba, probablemente sientas alivio durante un tiempo porque ha terminado y puedes reanudar la vida anterior. Pocas personas son conscientes, sin embargo, de la transformación emocional y física que experimentan después del tratamiento contra el cáncer.

No es extraño echar de menos el contacto habitual con el equipo de atención médica por la tranquilidad que da. Es posible que te preocupe la reaparición del cáncer o cómo te las arreglarás para regresar al trabajo o la universidad. Las relaciones a menudo se estrechan durante la enfermedad, pero a veces el estrés pasa factura y quizás ya no te sientas la misma persona que eras antes.

Tus sentimientos después del tratamiento contra el cáncer

El final del tratamiento desencadena una variedad de emociones. Te sientes aliviado pero te  preocupa un futuro incierto, la posibilidad de que el cáncer regrese y si sabrás estar a la altura. De repente ya no te sientes tan seguro.

A veces, los sentimientos que has mantenido bajo control durante el proceso oncológico salen a la superficie. Esta experiencia transformadora te ha cambiado la vida y sólo ahora te golpea la realidad del diagnóstico y tratamiento.

Es posible que tus niveles de confianza bajen, porque has pasado por muchas cosas, y que también debas afrontar cambios físicos: cicatrices, problemas de fertilidad y efectos secundarios de la radioterapia. La autoestima suele tardar un tiempo en recuperarse y la sexualidad también se ve afectada.

Puede que llores por tu viejo «yo» y la vida antes del cáncer. Para muchas personas continúa como antes, aunque haya cambiado a nivel emocional. A menudo descubren que la viven de manera diferente y el cambio de perspectiva genera algo de ansiedad.

Sobrellevar los sentimientos después del cáncer

  • Habla con otros sobre cómo te sientes. La familia y los amigos deben saber que recuperarse del tratamiento del cáncer, a nivel emocional y físico, es una cuestión de tiempo. Explícales que incluso si se te ven bien por fuera, todavía tienes muchas cosas que hacer. Puede ser útil hablar con un asesor, el equipo del hospital o uno de los especialistas de apoyo en cáncer de Kālida sobre las emociones que experimentas.
  • Busca la manera de recuperar el control. Desde hace meses sientes que todo gira en torno al cáncer. Ahora se trata de encontrarte de nuevo. El nuevo «yo» puede pensar en las formas de prevenir la reaparición del cáncer: el bienestar físico y emocional es importante. Observa la dieta, el ejercicio, el manejo del estrés, el equilibrio entre la vida, el trabajo y la familia, y dedícate tiempo. Siempre ayuda.
  • En Kālida te ayudamos a encontrar las formas de sobrellevar la situación y seguir adelante. Conocer a otras personas que comprendan cómo te sientes alivia la carga emocional.
  • Es natural temer por la reaparición del cáncer. Averigua con el equipo del hospital a qué debes estar atento y a quién contactar si estás preocupado. Al principio, cada nuevo malestar o dolor activa la alarma. Este sentimiento intenso se calma con el tiempo, pero pasan meses antes de que la preocupación se reduzca.
  • Pregunta en Kālida sobre el curso «¿Y ahora qué?”. Está destinado a cualquier persona que haya terminado su tratamiento contra el cáncer, familiares y amigos; dura seis semanas y ofrece habilidades y técnicas para el período de transición y más allá.
  • Encuentra maneras de relajarte y cuidarte. Puede que tu confianza esté baja, pero salir a airearse, ayuda. Adoptar pasatiempos antiguos o explorar nuevas actividades también facilita el camino a seguir.
  • Fija metas realistas e intenta conseguirlas. Puede que solo sea caminar 15 minutos diarios o tomar un café con amigos. Cualquier cosa que sirva para sentir satisfacción cuando logras el objetivo.
  • Llevar un diario, escribir cómo te sientes, suele ser útil. Poner los sentimientos en un papel aclara la mente y ayuda a procesar los eventos experimentados.
Cuándo buscar más ayuda

En ocasiones, tratar de controlar el miedo resulta difícil. No dudes en ponerte en contacto con el médico, la enfermera o visitar Kālida si descubres que:

  • Revisas el cuerpo constantemente buscando nuevos signos y síntomas que indican que el cáncer no ha regresado, pero descubres que la tranquilidad dura poco hasta que vuelve la ansiedad.
  • Tienes ansiedad, estás agitado, irritable o de mal humor y duermes mal durante un tiempo.
  • No tienes esperanza ante el futuro.
  • Evitas tus quehaceres cotidianos o las citas con el médico y el hospital.
  • Reconoces que quizás necesites asesoramiento y más apoyo.

El equipo de atención médica comprende tus preocupaciones y te ayuda a adaptarte a la vida después del tratamiento contra el cáncer.

Kālida está aquí contigo

Si deseas obtener más ayuda, apoyo e información sobre el impacto del cáncer en tu propia imagen y acompañarte de forma gratuita.

Pásate por Kālida cuando quieras sin necesidad de pedir cita. Nuestro equipo de soporte oncológico —enfermeras especializadas en cáncer, asesores sociales y psicooncólogas — está aquí para escuchar tus inquietudes y ofrecerte la ayuda que necesites.

CONTACTA CON NOSOTROS

En la Fundación contra el Cáncer Kālida estamos aquí para acompañarte, tanto si te han diagnosticado un cáncer, si esperas resultados, has sufrido una recaída, estás en tratamiento o eres familiar de una persona con cáncer

null

Llama al 930 502 323
Envíanos un email a

ARTÍCULOS RELACIONADOS

VOCES KĀLIDA

Menú